Proverbios 3:9, 10 NVI

05 febrero 2016

“Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas. Así tus graneros se llenarán a reventar y tus bodegas rebosarán de vino nuevo”. Proverbios 3:9, 10 NVI

Uno de los temas más difíciles de tratar es el tema de las finanzas del hijo de Dios.

Parece que no hay una cosa que sea más íntima y delicada que las finanzas personales.

No existe un área de la vida tan reservada ni tan causante de problemas como el manejo del dinero.

La dificultad estriba en el concepto de la propiedad del dinero.

Como es un área donde podemos ejercer nuestra libre voluntad, cualquier decisión al respecto nos hace sentirnos con poder y autoridad.

Si bien las decisiones con relación a las finanzas nos corresponden a nosotros, no podemos dejar a un lado el hecho de que el dinero -y todo lo que tenemos y somos- le pertenece exclusivamente a Dios y de que nosotros somos simplemente los administradores temporales -mayordomos, los llama una popular traducción de la Biblia- de ese dinero que Dios nos ha dado para que lo manejemos con buen criterio financiero.

Mientras pensemos que el dinero que tenemos en la cuenta bancaria es exclusivamente de nuestra propiedad será imposible entender lo que significa.

¿Tienes dudas con relación al manejo del dinero?

La palabra de Dios habla mucho acerca de este tema y es un tópico que debemos estudiar y comprender para poder vivir con madurez la vida que Dios nos ha dado.

Debemos también obedecer las instrucciones que Dios nos ha dado al respecto para poder disfrutar las ricas bendiciones que nuestro Padre ha prometido a quienes manejan sus finanzas con sabiduría.


Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Copyright © 2000-2016 d.C. Iglesia Cristiana El Remanente