Proverbios 3:9, 10 NVI

04 febrero 2016

“Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas. Así tus graneros se llenarán a reventar y tus bodegas rebosarán de vino nuevo”. Proverbios 3:9, 10 NVI

Uno de los temas más controversiales para algunos hijos de Dios es  el manejo de las finanzas.

Parte del problema está en que muchos no entienden las matemáticas de Dios y todo lo ven a la luz de las matemáticas humanas.

Ellos piensan que sus diezmos y ofrendas son depósitos en una cuenta de ahorros en el Banco Nacional de los cielos y que por lo tanto ese dinero sigue siendo parte de sus haberes.

El enfoque correcto es diametralmente opuesto a este concepto.

Tenemos que partir del hecho de que todo lo que tenemos incluyendo todo nuestro dinero no nos pertenece, le pertenece a Dios y que Dios nos lo ha concedido para que lo administremos en su nombre, como mayordomos.

No es nuestra propiedad.

Es la propiedad de Dios.

Honrar significa respetar.

Respetemos a nuestro Padre celestial por su incomparable majestad y autoridad y manejemos nuestras finanzas con criterio de mayordomía y de acuerdo con las matemáticas de Dios que producen mejores dividendos que cualquier negocio -lícito o ilícito- que exista en la tierra.


Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Copyright © 2000-2016 d.C. Iglesia Cristiana El Remanente