Proverbios 3:5, 6 NVI

02 febrero 2016

“Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas”. Proverbios 3:5, 6 NVI

Como cualquier otro don que hayamos recibido de nuestro Padre celestial, la inteligencia y la autoridad deben ser manejadas con mucho cuidado.

Al igual que con los numerosos casos de hombres poderosos pero inmorales que han utilizado la autoridad delegada para su propio provecho -con los desastrosos resultados que todos conocemos- la historia está llena también de casos donde gente muy talentosa y muy inteligente han dado mal uso a ese don dando como resultado un perjuicio para todos.

Hay personas talentosas que se han dedicado a utilizar su intelecto para estafar y robar a sus congéneres creando todo tipo de artilugios difíciles de entender para sus víctimas, quienes por no contar con una comparable capacidad de razonamiento terminan siendo presa fácil de estos malvados depredadores.

Otros se consideran a sí mismos como autosuficientes, que no necesitan la ayuda y el cuidado de Dios y terminan cayendo en el despreciable pecado del orgullo y de paso todo les sale mal.

¿Estás utilizando todos los dones que Dios te ha dado para el servicio de su obra?

¿O por el contrario los estás utilizando para tu propio provecho a expensas de tu prójimo?

Toda actividad que llevemos a cabo debe ser consagrada a Dios de manera que le demos a él vía libre para actuar.

Con su participación garantizamos el éxito en cualquier cosa que nos toque emprender.

Encomendemos a Dios nuestros proyectos y planes y él actuará porque hemos puesto nuestra confianza en él y le hemos dado el reconocimiento que sólo a él le corresponde.

Deposita tu confianza en él y muy pronto cosecharás el éxito.


Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Copyright © 2000-2016 d.C. Iglesia Cristiana El Remanente