Proverbios 3:19, 20 NVI

11 febrero 2016

“Con sabiduría afirmó el Señor la tierra, con inteligencia estableció los cielos. Por su conocimiento se separaron las aguas, y las nubes dejaron caer su rocío”. Proverbios 3:19, 20 NVI

El filósofo francés Voltaire al ser cuestionado sobre su posición con relación a la existencia de Dios dijo…

- El universo me desconcierta y no puedo imaginar que exista este reloj y no exista un relojero.

Esta afirmación cobra mucho más valor cuando entendemos que provino de una persona a la que no podríamos llamar “creyente” en el estricto sentido de la palabra.

Desde que los activistas ateos comenzaron a apoyarse en las doctrinas del positivismo y luego del postmodernismo, han aumentado los ataques contra las escuelas de pensamiento y todas las personas que creen que Dios existe.

El activismo ateo ha llegado al punto de contratar espacios publicitarios en vallas y costados de autobuses para exponer sus argumentos al común del pueblo y así ganar adeptos.

Ellos están embarcados en una campaña proselitista.

¿Será que piensan que si logran ser mayoría podrán demostrar que Dios no existe?

Es difícil saber qué razonamientos se esconden detrás de sus estrategias comunicacionales.

Lo cierto es que años de avances científicos no han logrado demostrar ninguna de sus descabelladas teorías sobre la vida o el origen del ser humano o el origen del universo.

Es evidente que es imposible que una estructura tan maravillosa y desconcertante como lo es el universo haya surgido de la nada sin la intervención de un ser superior que haya ordenado su creación.

Todavía más imposible es que el milagro de la vida se haya producido sin la orden directa y exclusiva del creador.

Con razón Voltaire decía estar desconcertado.

Aunque los ateos por definición no creen en ninguna clase de dios, ellos tienen un dios que se llama el azar.

El orgullo les impide a los ateos reconocer que se han equivocado con sus fantasiosas teorías sobre la vida y el universo.

Ellos neciamente siguen insistiendo en que todo se debe al azar pero no explican cómo.

La palabra de Dios nos dice que el universo y la vida fueron creados por Dios.

Nos dice también que Dios hizo todas las cosas con sabiduría, inteligencia y conocimiento.

No creo que el azar cuente con ninguna de estas capacidades.

Gocémonos en la creación y aún más importante, gocémonos en el creador que para eso fuimos creados.


Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Copyright © 2000-2016 d.C. Iglesia Cristiana El Remanente