Proverbios 1:15, 16 NVI

11 enero 2016

“¡Pero no te dejes llevar por ellos, hijo mío! ¡Apártate de sus senderos! Pues corren presurosos a hacer lo malo; ¡tienen prisa por derramar sangre!”. Proverbios 1:15, 16 NVI

Este es un principio válido no sólo para lo literal que marca este texto.

Este es un principio válido para todas las actividades de tu vida.

¿Estás en un lugar que supuestamente debería ser santo y no lo es?

¿Haces denodados esfuerzos por cambiar esa situación y no lo consigues?

Pues estás equivocándote en el concepto.

Estás tratando de conseguir cambios donde hay ceguera y es evidente que no has terminado de entender como son las cosas.

Acá se nos dice que nos apartemos de sus senderos.

No se nos dice que procuremos hacerles cambiar de idea, se nos dice que nos apartemos, que nos vayamos.

Y eso, una vez más lo reitero, es válido para los actos de la delincuencia que es a lo que se está refiriendo aquí, como para cualquiera de las otras actividades de la vida.

Hasta de las espirituales.


Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Copyright © 2000-2016 d.C. Iglesia Cristiana El Remanente