Proverbios 1:10, 11 NVI

05 enero 2016

“Hijo mío, si los pecadores quieren engañarte, no vayas con ellos. Éstos te dirán: ¡Ven con nosotros! Acechemos a algún inocente y démonos el gusto de matar a algún incauto”. Proverbios 1:10, 11 NVI

Una de las tácticas del mundo para hacer caer al hijo de Dios en pecado es la de ofrecer “gato por liebre”.

En esta mezcla de publicidad engañosa con simple fraude los hijos de Satanás se la pasan todo el tiempo ofreciéndoles a los hijos de Dios oportunidades para que participen en sus fechorías con la falsa promesa de que de recibirán todo tipo de ganancias y diversión.

El creyente, abrumado por la constante presión que ejercen los impíos de quienes se ha rodeado, termina sucumbiendo a la tentación y cometiendo las fechorías a las que le invitaron a participar.

Pronto se da cuenta de que lo que ha hecho no le trae nada de las riquezas y de la diversión prometidas y sí mucho de dolor, escarnio y culpa.

Las burlas del mundo lanzadas sobre aquellos hijos de Dios que han cedido a sus tentaciones son inmisericordes e incesantes.

El incauto creyente en vez de liebre recibió gato y el fraude se consumó.

No te preocupes cuando el mundo te mire con extrañeza porque no quieres acompañarlos en sus locuras y desmanes.

A ellos nos les preocupa si tú estás bien o mal.

A ellos sólo les interesa que tú termines haciendo lo mismo que ellos pues de esa manera pierdes la autoridad espiritual para redargüirlos y de esa manera silencian tu juicio y tu capacidad para orientarlos por el buen camino.

Mantente apartado del camino de los impíos y de sus falsas promesas.

Todo lo que tú necesitas lo tienes en Dios y sólo a él debes acudir para buscar tu sustento material, emocional y espiritual.

Cuídate de los malvados que sólo quieren verte caer.

Apóyate en la fortaleza que sólo Dios te puede dar.


Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Copyright © 2000-2016 d.C. Iglesia Cristiana El Remanente